A varios meses del fallecimiento del “Poeta del pueblo”, Joan
Sebastian
, tal parece que los problemas entre su familia con respecto a la herencia
están lejos de terminarse. Y es que a pesar de las declaraciones que algunos
han hecho asegurando que todo se encuentra bien, es bien sabido que hay un
enorme distanciamiento entre sus hijos, sus hermanos y demás allegados a la
familia
.

Los rumores más destacados afirman que su hijo mayor José
Manuel y Julián Figueroa, el menor, se llevan mal debido a que el primero no
quiere apoyar al último con su carrera musical; decidiendo enfocarse por
completo en la grabación de la serie que relatará la vida de su padre.

Además de esto, se dice también que José Manuel no se habla
con ninguno de sus tíos, ni siquiera para hablar sobre los detalles del
proyecto en el que está trabajando; un mausoleo para homenajear a Joan
Sebastian
en el que ya se ha gastado miles de pesos, pero del que ninguno de
sus tíos ha sabido detalles.

Federico Figueroa es otro que a su manera, planea un homenaje
propio para el fallecido cantante, al que no se le ven intenciones de invitar a
su hijo mayor.

Otras de las implicadas en las disputas que rodean su legado
es Erica Alonso, quien fuera una de sus ex mujeres. Y es que no satisfecha con
la repartición de bienes del poeta, fue la primera en levantar una demanda
alegando una parte mayor para su hija, Juliana Figueroa; sin que hasta la fecha
se haya podido solucionar nada.

Al margen de esto se hallan las opiniones de su tía, Rosa
Figueroa, quien expresó no ser un parásito para esperar a que se resuelva la
herencia
.

No cabe duda de que el dinero puede separar familias.

joan sebastian pleitos herencia