Sinaloa fue la tierra que en 1938 vio nacer
una banda que formada por Don Cruz Lizárraga, quien jamás se imaginó siquiera
el alcance que lograría tener con su música a nivel internacional. La banda El
Recodo
, puede considerarse como la primera en divulgar el género, que aunque se
venía gestando desde décadas atrás, no había logrado trascender hasta donde
llegó la popularmente conocida “Madre de Todas las Bandas”.

banda el recodo


Haciendo un poco de memoria, El Recodo dio sus
primeros pasos tocando corridos, polkas, sones y marchas; sin embargo, el paso
de los años, trajo consigo la inclusión de un novedoso estilo que empleara como
instrumento principal a la tambora, ganando un toque único que le permitiera
darle cabida al lado de artista de renombre como Juan Gabriel, José Alfredo
Jiménez y Lola Beltrán.
A día de hoy, El Recodo tiene en su haber más
de 180 álbumes y sus ventas han superado los 20 millones de discos, pero lo que
verdaderamente los hace únicos es el enorme reconocimiento internacional debido
a que su música ha pisado tierra en los 5 continentes.​

Banda El Recodo: Un legado que dejó una huella imborrable

Para 1995, cuando la banda estaba de gira por
Europa, Don Cruz Lizárraga cae enfermo, falleciendo el 17 de junio en la Ciudad
de México, sus restos fueron sepultados en el Panteón Renacimiento de la ciudad
de Mazatlán en Sinaloa. Es gracias a la disposición y empuje de su esposa María
de Jesús Lizárraga y de sus dos hijos Germán y Alfonso que la banda se mantiene
en pie pese al duro golpe y en contra de la expectación general.
Es indiscutible que el legado de Lizárraga
quedo bien sembrado en su banda, puesto que ya para 1996, consiguen trabajar en
simultaneo para dos disqueras: Mastereo, con la que venían haciéndolo desde
1991; y Fonovisa, con la que grabaran el disco que pasaría a la historia por
ser el homenaje que le hicieran a su recién fallecido pilar, el cual llevaba
por nombre “Desde el cielo y para siempre”, convirtiéndose en uno de los
más vendidos de la Banda El Recodo del cual se desprenden éxitos como:
“Acábame de matar”, “Si quieres” de Juan Gabriel, “El
chilango quebrador”, “No se la van a acabar”, “La Josefina”,
y por supuesto, “Desde el cielo”.

Banda el Recodo: inspiración e influencia

Si bien se puede afirmar que El Recodo ha sido
receptor de múltiples influencias importantes del medio, también ha servido
para marcar pauta cuando se habla de la evolución del estilo sinaloense. Lo
recopilado de su alineación con la agrupación sinaloense Los Sirolas y la
grabación con Luis Pérez Meza y de composiciones de Juan Gabriel y José
Alfredo Jiménez  sirvieron para ir
forjando lo que serían sus bases, manejando una línea mayoritariamente
instrumental, con sones retomados en el corte ranchero adicionándole un poco de
cumbia para dar como resultado un sabor particular.

Toda esta fusión repercutió  enormemente en el desarrollo del género de la
música sinaloense, incentivando  el
surgimiento de nuevas agrupaciones de esta clase, adicional a ejercer gran
influencia en el movimiento grupero de la década de 1990 en México. En la
actualidad, El Recodo sirve de inspiración a nuevos exponentes y deja su huella
en cada paso por los escenarios.