Artistas norteños que demuestran el orgullo de sus raíces

“La música norteña no se canta, se siente” es la respuesta que muchos de los cantantes de este género dan a la interrogante de ¿por qué la escogieron? y es que hay que sentirse muy orgulloso
de su tierra y de sus raíces para dedicarse a superar las barreras que – aun en
estos tiempos – suelen limitar a este tipo de música.

Para demostrar que querer es poder, se trae
la lista de exponentes norteños que dijeron sí a perseguir su sueño y defender
su cultura.

artistas de música de banda

 

Exponentes de música norteña que saben bien lo que hacen

1.      Edwin Luna

Con apenas 5 años, ya se evidenciaba su gusto
por la música y es que el talento fluía por sus venas al ser hijo de Miguel
Luna, integrante del legendario grupo El Palomo y el Gorrión, encargado además
de adiestrarlo en el acordeón de teclas.
Para los 15 años ya cantaba
profesionalmente en bodas, como parte de varios grupos; sin embargo, es con su
incorporación a la banda Don Arsenio cuando verdaderamente inicia su despegada
en el mundo musical norteño, al punto de que en 2015 le cambia el nombre a la
agrupación por “Edwin Luna y La Trakalosa de Monterrey.”

2.       José Ariel Camacho Barraza

A su corta edad, este hijo de Sinaloa es
actualmente un reconocido y querido exponente de la música regional mexicana,
pues con solo 22 años, consiguió hacerse de una carrera exitosa convirtiéndose
en el líder de la agrupación “Ariel Camacho y Los Plebes Del Rancho”,
codeándose con artistas de la talla de “Poncho Lizárraga”, Gerardo Ortiz,
Calibre 50, y muchos más.

3.      José Manuel Figueroa

Nacido en Juliantla, Guerrero, lleva con
orgullo su herencia ranchera, aunque se autodefine como “romántico, fiel y
celoso”, en lo que respecta a su personalidad artística. Su carrera comienza en
1995 con un disco que superara las 300 mil unidades vendidas, con un primer
sencillo situado en los primeros lugares de la lista de popularidad; desde
entonces y hasta acá, son muchas las lunas y los éxitos siguen lloviendo.

4.
Saúl Alarcón

Bautizado en el medio como “Saúl el
jaguar”
 llega desde Delicias, Chihuahua para convertirse en una
promesa musical del género que desde muy chico ya mostraba afinidad por la
música, deleitando a todo el que escuchaba su dulce voz a tan solo tres años.
Despuntando con mucha fuerza, la carrera de
este joven promete, y prueba de ello son sus temas como “El Katch”, “Por qué te
vas” y “¿Quién te dio permiso?” encargados de abrirle las puertas en
estaciones de radio.

5.
Luis Miguel Coronel Gámez

Desde Tucson. Arizona, este joven cantante se
ha convertido en una sensación de la música latina, con una carrera que apunta
a lo grande destacada por una impecable evidencia de valores, integridad y la
ética de trabajo  bien sembrados por sus
padres.
Aunque no se dedica de lleno al género, es
posible encontrar dentro de su música esa raíz regional mexicana que contribuyera
a convertirlo en uno de los artistas discográficos más admirados de la
generación.

Te puede interesar esta entrada: Los mejores cantantes de rancheras