Es
impresionante ver como la música de banda ha sabido superar todos los obstáculos
para convertirse en un género musical consumido por jóvenes y adultos. En gran
medida, esto se le atribuye a esos gruperos de hoy, como Intocable y la Banda El Recodo quienes se han dado a la
tarea de construir identidades sociales ajustadas a la modernidad de la
globalización cultural de esta nueva era, logrando que se música se cuele hasta
en escenarios y premios de renombre como por ejemplo, en los recientes Grammy.

Dos grupos que ponen la
bandera mexicana bien en alto

Grupo Intocable

El estilo
juvenil y la particular voz de su vocalista principal, al igual que su
acordeonista son los atributos que caracterizan a esta banda fundada en 1994 en
Zapata, Texas. La carrera musical de Los Intocables despega con su primer álbum
para EMI Latin que llevara por nombre “Fuego Eterno”, sirviéndole como
plataforma de impulso para hacerse de un nuevo material en 1994 cuando grabaran
“Otro Mundo” cuyo primer sencillo invadió las estaciones de radio no solo de la
provincia Mexicana, sino también de Estados Unidos, con canciones marcadas ese romanticismo
directo y sin artefactos que define a la música de banda norteña.
intocable y el recodo internacionales
En 1994 la sultana
del norte conocía muy bien el nombre de Los Intocables, ya que – gracias a esa
segunda producción y lo dedicado de su representante – eran los primeros
invitados en bailes, consiguiendo que el disco se convirtiera en todo un suceso
al mantenerse en las listas de éxitos durante gran parte de 1995, año en el que
además prepararon su tercer disco y ya eran los consentidos de México.
Ya para 1996
tenían en su haber disco de oro por las altas ventas y compartían escenario con
los grandes de la música norteña como Los Tigres del Norte, Ramón Ayala, Temerarios,
entre otros; y un año después, surgen cambio de elementos en el grupo, pero sin
perder esa frescura musical que les permitiera ganar mercado y plazas en
México, Estados Unidos y Sudamérica.
Este conjunto
de ideas le dio un nuevo aire a la música norteña, quien recibió una entusiasta
respuesta de un público de instinto inequívoco afianzándose esa fórmula
magistral que logró rejuvenecer el género norteño que se siente en estos
tiempos. Premio Latin Billboard; el Tejano Music Award; y el premio Lo Nuestro
y Furia Musical, son algunos de los reconocimientos que llevan en su carrera
estos grandes.

Banda el Recodo

El sabor ha
corrido es algo a lo que ni las estrellas más grandes de la música mexicana se
puede resistir, no por nada artistas de la talla de Lola Beltrán,  Juan Gabriel y Lucha Villa acudieron a la
Banda El Recodo para darle ese plus a sus canciones. Todo esto fue posible gracias
a un hombre: Cruz Lizárraga, quien dejara tras su muerte en 1995 el mando de la
agrupación a sus hijos Germán y Alfonso.

El Recodo
pasó a la historia como la primer banda en grabar discos de acetato y pasta; al
igual que como los pioneros en hacer una presentación en Hawái y servir de
acompañante a cantantes de trayectoria arraigada en el medio artístico.